jueves, 18 de octubre de 2012

Qué es la circuncisión?

La circuncisión consiste en cortar una porción del prepucio del pene que cubre al glande, dejándolo permanentemente al descubierto.1 2 Los motivos más frecuentes para circuncidar son religiosos, culturales o médicos. En 2006, según estimaciones de la OMS, el 30% de los hombres del mundo estaba circuncidado, 68% de ellos son musulmanes.3 En el Judaísmo, este ritual se llama Brit Milá. Aunque no se menciona en el Corán, la circuncisión se practica en todo el mundo islámico. 




Cuando se realizan para razones médicas, principalmente como un tratamiento contra la fimosis y la parafimosis, la circuncisión implica 10 hombres por 1000.4 Hay controversia sobre la circuncisión infantil sin razones médicas. Este debate está relacionado con la ética médica, la justicia, los derechos humanos y la ciencia.5 Diversas organizaciones de salud no se ponen de acuerdo sobre los beneficios y riesgos asociados con la operación, pero ninguna recomienda la circuncisión rutinaria. De acuerdo con la OMS y el ONUSIDA, la circuncisión es una estrategia (con la prevención y el uso del condón) de prevención adicional contra la epidemia del SIDA en las zonas donde el VIH es generalizada en África subsahariana.6 

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Circuncisi%C3%B3n

La circuncisión elimina el 30% al 50% de la piel del pene, dejando el glande (la cabeza del pene) al descubierto de manera permanente.

Las principales razones para la práctica de la circuncisión son: religiosa, tribal, cultural, terapéutica, prevención y estética.

  • Religiosa:  La religión Judía y el Islam consideran la circuncisión uno de sus rituales.

  • Tribal: Varios grupos en África y el Pacífico han practicado la circuncisión por mucho tiempo, ya sea como una forma de marcar el paso a la edad adulta.

  • Cultural: En varios lugares la circuncisión se ha convertido en una costumbre: Estados Unidos, las Filipinas, Corea del Sur. En Estados Unidos muchas personas justifican la circuncisión porque "siempre se ha hecho" en sus familias, porque "el niño debe verse como el padre", porque "los niños se van a burlar del niño [no-circuncidado] en las duchas del gimnasio" o porque "a las mujeres les gusta más". Estas razones como se puede ver no tienen nada que ver con salud o religión, es decir son simplemente justificaciones culturales.
  • Estética: Hay gente que dice que circuncidado "se ve más bonito". Algunos adultos deciden circuncidarse por este motivo. Por favor, notemos que circuncidar a un niño por este motivo es abusivo porque no sabemos lo que el niño va a querer cuando crezca, y para entonces el procedimiento no se puede reversar.

  • Prevención e higiene: En Estados Unidos (y antes en Inglaterra, Canadá y Australia) se justifica la práctica de la circuncisión aludiendo a beneficios médicos como la reducción de infecciones. En la actualidad, algunos estudios realizados en África han llevado a considerar la circuncisión como un medio de prevención del contagio del Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH / HIV) que causa el SIDA (AIDS). Estas razones merecen un estudio más detallado que vendrá en un artículo más adelante, especialmente en vista de la Póliza sobre la Circuncisión que acaba de dar a conocer la Asociación Americana de Pediatras (AAP - American Academy of Pediatrics) y en contraposición con otras entidades como la Real Asociación Médica de Holanda.

Un punto importante es que la AAP en su nueva Póliza sugiere que la población hispana y afroamericana se beneficiarían de la circuncisión, y que el Medicaid debería cubrir el costo del procedimiento en los lugares donde no lo hace actualmente. Por favor, tengan esto presente porque quiere decir que viene un intento por adoctrinarnos culturalmente en la práctica de la circuncisión, y hay razones muy fuertes para no permitirlo.



  • De manera terapéutica: hay condiciones que pueden requerir la circuncisión, tales como fimosis severa en la edad adulta (en caso de no obtener resultados con tratamientos más conservadores, tales como estirar el prepucio, crema de esteroides, o la imposibilidad de realizar una prepucioplastia - una operación menos dañina), la parafimosis, el BXO (balanitis xerotica obliterans), infecciones recurrentes.

Por favor noten que muchos médicos tratan de diagnosticar la fimosis en niños. Eso no tiene sentido. La fimosis ocurre cuando la apertura del prepucio es demasiado estrecha y no permite el paso del glande. En un niño, el prepucio y el glande están adheridos y toma años que esa adherencia se libere; fácilmente puede demorarse hasta los 17 años. Si un médico le dice que su niño de 5 años tiene fimosis, está tratando de aprovecharse de usted o el médico desconoce la función normal del prepucio. Es normal que los niños tengan algunas incomodidades orinando, incluyendo que el prepucio se llene de orina al usar el baño, debido precisamente al proceso de separación del glande y el prepucio. Esas condiciones normalmente no son un problema y no justifican la amputación del prepucio.

Riesgos

Como toda operación, la circuncisión tiene riesgos. Los más inmediatos son el sangrado y las infecciones. Aunque ambos pueden ocurrir de manera leve, también pueden ser catastróficos e incluso fatales si no se controlan en un bebé. Pero también existen riesgos más complejos, por ejemplo eliminación de demasiada piel (que puede tener consecuencias en la vida sexual cuando el niño crece), pérdida de la piel del pene, estenosis del meato (estrechez), úlcera del meato, fístula uretrocutánea, bloqueo de la uretra, pene enterrado (o escondido), gangrena galopante, lesiones o amputación parcial del glande, pérdida del glande e incluso pérdida total del pene.

También pueden ocurrir complicaciones en el período post-operatorio tales como adhesiones entre la piel y el glande (que pueden requerir cirugías adicionales para corregirse).

Daños

En toda circuncisión ocurren:
  •  Keratinización del glande: el glande al estar expuesto a la fricción y el aire de manera permanente, crea nuevas capas de células de piel y se hace más duro. Además pierde la lubricación natural, por lo que se ve reseco. Este es un efecto notorio a largo plazo. Es posible que esto cause reducción de la sensibilidad sexual.
  • Pérdida del prepucio: el prepucio contiene una alta concentración de terminaciones nerviosas para sentir placer sexual; también tiene funciones inmunológicas y glándulas que producen feromonas. Todo eso se elimina con la circuncisión.
  • Pérdida de la banda rugosa: la banda rugosa es la zona de transición entre la piel exterior del prepucio y la mucosa interior. Esta banda contiene una alta concentración de terminaciones nerviosas y sirve también para estimular el glande. Su pérdida disminuye la sensación sexual.
  • Pérdida de la funcion de deslizamiento del pene: la piel del prepucio tiene funciones durante la relación sexual para ayudar a mantener la lubricación de la vagina y actuar como un colchón entre el pene y la vagina. En ausencia del prepucio, la piel móvil del pene se reduce o desaparece, dando como resultado una mayor fricción contra las paredes de la vagina y la extracción de la lubricación, lo cual puede ocasionar dolor y ardor a la mujer y require mucho más trabajo por parte del hombre para alcanzar el orgasmo.
 Todos estos temas los desarrollaremos con mayor profundidad en el futuro.




jueves, 4 de octubre de 2012

Próximos temas

¿Qué es la circuncisión? ¿Qué es el prepucio?

Análisis de los bgeneficios de la circuncisión

¿Qué puede salir mal en la circuncisión?

Los riesgos de la circuncisión

El daño causado por la circuncisión

Efectos sexuales de la circuncisión

Los problemas éticos de la circuncisión de menores

Historia de la circuncisión en Estados Unidos

La circuncisión en las religiones

La circuncisión en Africa

La circuncisión en Alemania

La circuncisión en Europa

La circuncisión en San Francisco

Los grupos intactivistas

La restauración de prepucio

La circuncisión femenina, o la mutilación genital femenina

Prácticas modernas de la circuncisión femenina (en adultos)

Circuncisión, ¿el corte más cruel?

Traducción de: Circumcision, the cruellest cut? Publicado en Inglaterra por The Guardian, el 28 de Agosto del 2012. Original: http://www.guardian.co.uk/world/2012/aug/28/circumcision-the-cruellest-cut


Los Médicos Estadounidences han concluido que la evidencia sugiere que la circuncisión es el corte más amable. La circuncisión puede reducir el riesgo de infecciones del tracto urinario, reducir el riesgo de cáncer del pene y reducir el riesgo de VIH (virus causante del SIDA/AIDS, HIV en inglés) y el virus papiloma humano que causa cáncer cervical y otros cánceres. Entonces, ¿cómo es que el acto de remover un pequeño trozo de piel al nacimiento, tanto un antiguo ritual religioso como una práctica higiénica aparentemente pragmática, causa tanta controversia en el mundo?

Mientras la Academia Americana de Pediatría (AAP) concluyó que los beneficios médicos de la circuncisión superan los riesgos y que el procedimiento es una decisión de los padres, enojados oponentes la consideran mutilación genital masculina y abuso infantil. Muchas partes de Europa concurren. Este verano una corte en Cologne (Alemania) concluyó que la circuncisión es contraria a los derechos del niño de decidir luego en su vida sobre sus creencias religiosas [y puede constituir daño corporal]. Un médico alemán acaba de acusar a un rabí por llevar a cabo circuncisiones en dos niños, causando enojo en las comunidades musulmanas y judías y un delicado debate sobre intolerancia, libertad religiosa y derechos de los niños en Alemania.

La circuncisión es un antiguo ritual en el Judaismo y el Islam, pero no hay circuncisión ritual en el Hinduismo y otras religiones surgidas del Medio Oriente. algunas sociedades aborígenes en áreas desérticas de Australia también practicaban la circuncisión tradicionalmente, y los historiadores creen que el procedimiento era originalmente una medida de salud pública para prevenir la balanitis, una hinchazón del pene que puede ser causada por la acumulación de arena adentro del prepucio.

Hasta los años cincuentas, los británicos eran circunsidados rutinariamente por salud e higiene (la balanitis, fácilmente curada y prevenida con higiene básica, ocurre en uno de veinte infantes y es más común en niños no circuncidados). La circuncisión aún es legal con consentimiento paterno en el Reino Unido, pero escasamente el 5% de la población es circuncidada ahora por razones médicas, aunque algunas circuncisiones religiosas quedan sin registrar por ocurrir afuera de la medicina reconocida.

Las diferencias en estadísticas entre Europa (en Escandinavia las ratas son tan bajas como el 1%) y los Estados Unidos, donde la mayoría de los hombres son circuncidados, impacta, y las actitudes de la opinión médica entre Europa y Estados Unidos permanecen distanciadas como polos aparte. Investigaciones Estadounidenses recientes han agregado peso a la actitud en favor de la circuncisión pero el número de recién nacidos circuncidados está disminuyendo, principalmente por costo - puesto que los programas de salud pública como el Medicaid no cubren el procedimiento en más de una docena de estados.

En Europa hay menos consenso sobre los beneficios médicos de este trozo de piel repleta de terminaciones nerviosas. "Los daños médicos y los beneficios no han sido provados de manera inequívoca,"dice la Asociación Médica Británica en su guia para doctores. "Es esencial que los doctores realicen la circuncisión masculina sólo cuando ésta sea demostrablemente en el mejor interés del niño".

El principal principio de cirugía, como el profesor John Hutson, un cirujano australiano, explicaba en un simposio sobre circuncisión en el Jornal de Ética Médica, es que ninguna operación se debe llevar a cabo si no hya enfermedad, y el riesgo del procedimiento no se puede justificar sin el riesgo de una enfermedad. "El argumento quirúrgico para circuncidar todos los varones recién nacidos es actualmente muy débil", argumenta, "y con los mayores estándares de salud pública en el mundo desarrollado, lo más seguro es que seguirá siendo débil".

Tal vez la mayor evidencia de beneficios médicos de la circuncisión proviene del meta-analisis de estudios que encontró que la circuncisión masculina reduce al menos a la mitad el riesgo relativo de ser infectado por el VIH en el Africa del Bajo Sahara. "¿Es ético ignorar un simple procedimiento profiláctico que puede reducir las ratas de infección masculina a la mitad?" argumenta el doctor Roger Short, un distinguido biólogo Australiano, en el Jornal de Ética Médica. Estos hallazgos sin embargo no se ven replicados en Occidente, donde la reducción de riesgo de Infecciones de Transmisión Sexual generalmente se calcula en un 10%.

John Dalton, un investigador para Norm-UK, un grupo de apoyo caritativo para hombres circuncidados, argumenta que los estudios que muestran que la circuncisión reduce la infección del VIH a la mitad no tienen "validez externa"- no reflejan lo que ocurre en el mundo real. Estos estudios tendieron a reclutar voluntarios que querían ser circuncidados, realizaron la operación en la mitad de los participantes y luego estudiaron ambos grupos para ver cómo se comportaban. Dalton cuestiona un número de posibles desviaciones en estos estudios: reclutar participantes que creen que la circuncisión les va a ayudar a detener el HIV; terminar los estudios de manera prematura, lo cual tiende a sobreestimar los beneficios de un tratamiento; y perder un número significativo de participantes en los estudios de seguimiento.

Dalton discute que la AAP "se ridiculizó a sí misma" con su revisión selectiva de evidencia, ignorando alguna de la evidencia que contradice los beneficios de salud, y sobreestimando los riesgos, por ejemplo, del cáncer del pene, el cual es extremadamente raro. Se ha estimado que se necesitan 300,000 circuncisiones para prevenir un caso de cáncer de pene por año. "Ellos dicen que los beneficios exceden los riesgos pero no han cuantificado los beneficios ni han cuantificado los riesgos", dice Dalton.

Si la evidencia médica está en disputa, ¿por qué es la circuncisión tan aceptada en Estados Unidos? "Eso me sorprende" dice Tally, seudónimo de un blogger estadounidense de 56 años de edad que fue circuncidado al nacer, y que actualmente está restaurando su prepucio utilizando métodos no quirúrgicos. Él argumenta que la "ganancia monetaria" es un factor para su popularidad. Una circuncisión típicamente cuesta entre cuatrocientos y ochocientos dólares. "No veo la conciencia social que existe en el Reino Unido o Inglaterra", dice Tally. "A nosotros nos dirige un sentido de independencia y de ganancia monetaria".

Puede ser injusto impugnar el profesionalismo de los cirujanos estadounidenses, y algunos factores externos claramente influencian su popularidad, incluyendo investigación médica seria, fuertes tradiciones religiosas y diferentes conceptos sobre los derechos de los niños. Dalton sostiene que es diciente que los Estados Unidos es uno de los tres países miembros de las Naciones Unidas, junto a Somalia y Sudán del Sur, que no han ratificado la declaración de los derechos del niño de las Naciones Unidas.

Mientras que los participantes de la revisión de la AAP dicen que consideraron las preguntas éticas, incluyendo si los padres tienen el derecho de tomar la decisión sin el consentimiento de su hijo, Dalton argumenta que sus hallazgos no "consideran que los niños son seres humanos con derechos, incluyendo el derecho a decidir si quieren que se les corte parte de su pene. Mi posición personal es que la circuncisión puede conferir alguna protección parcial contra enfermedades pero uno no corta parte del cuerpo de un niño para prevenir una enfermedad."

Si la circuncisión tiene beneficios de salud potenciales pero éticamente requiere consentimiento, ¿por qué no llevarla a cabo más tarde en la vida? Según la AAP, la evidencia médica sugiere que el procedimiento tiene más riesgos luego cuando el prepucio es más grueso. Este hallazgo también está disputado. "Para ser brutalmente franco, la circuncisión infantil es considerada más segura porque los infantes no reportan las complicaciones", argumenta Dalton.

Siempre habrá más preguntas que respuestas cuando la medicina moderna y los conceptos de derechos humanos entran en conflicto con prácticas religiosas antiguas. Una última pregunta es, ¿cómo hace Tally para restaurar su prepucio sin cirugía? Los hombres circuncidados están compartiendo información en línea sobre estiramientos manuales y dispositivos que aplican tensión para recrear su prepucio, un proceso que toma de uno a cinco años. "Si uno estira la piel, la piel responde haciéndose más larga", contesta. "Yo estoy en la parte baja del proceso, ya no estiro tan a menudo como solía hacerlo".



Presentación

El 27 de Agosto del 2012 los periódicos y noticieros estadounidenses regaron la noticia: "Los pediatras deciden que los beneficios de la circuncisión superan los riesgos", leían los titulares que se repetían de periódico a periódico y las exclamaciones de noticiero a noticiero. Las aseguradoras y el Medicaid deberían de cubrir el procedimiento.

Una lectura más  detallada revelaba que a pesar de estos beneficios, la Asociación de Pediatras no llegaba hasta el punto de recomendar la circuncisión rutinaria, sugiriendo en cambio que los padres deberían informarse y decidir por su cuenta.

Los beneficios mencionados incluían la reducción de riesgo de HIV y del cáncer del pene, y la circuncisión no brinda protección absoluta contra esos riesgos.

Los grupos opositores a la circuncisión empezaron a pronunciarse de inmediato (sin el cubrimiento mediático que tuvo la noticia inicial), su argumento siendo que la circuncisión constituye daño corporal y viola los derechos del niño.

Las tasas de circuncisión en Estados Ünidos han disminuido considerablemente desde los años 80s.

Organizaciones como Intact America denuncian los conflictos éticos de remover partes corporales sanas de un paciente que no puede dar su consentimiento.

La AAP además tuvo en cuenta razones no médicas, como la tradición religiosa. ya que la circuncisión es un ritual Judio y Musulmán. La AAP sostiene que la ley apoya los derechos de los padres de tomar decisiones por sus hijos excepto cuando esas decisiones claramente están en contra de los mejores intereses del niño o ponen su vida, salud o bienestar en grave riesgo.

El reporte indica que la incidencia de complicaciones es desconocida, en parte por la dificultad para definir las complicaciones y la falta de estándares para definir si una complicación es realmente causada por la circuncisíón.

Pareciera que las compliciones severas son raras, ocurriendo en una de quinientas circuncisiones, número que es disputado por los grupos oponentes.

Información parcialmente adaptada de: http://seattletimes.com/html/localnews/2018999872_circumcision27.html

Pocos días después, la circuncisión estaba en los noticieros y páginas web de hispanos. El reporte de la AAP también deja en claro que parte de su interés es incrementar las tasas de circuncisión entre hispanos y afroamericanos.

Pero la circuncisión en general no hace parte de nuestra cultura hispana, como sí lo ha sido de la cultura estadounidense desde finales del siglo XIX. Lo que resulta desafortunado es que de repente los hispanos somos parte de la meta de la AAP, pero la mayoría llegamos sin conocimiento del debate tan ardiente que existe alrededor de este tema.

Es por eso que mi propósito con este blog es equilibrar la información. Darle una voz a los grupos opositores de la circuncisión, no como una ideología, sino desde un análisis de evidencias, de costos, beneficios, valores éticos, valores médicos, tradiciones, historia, para entender por qué los Estadounidenses llevan tanto tiempo circuncidando a casi todos sus hijos varones, por qué ahora nos quieren transmitir esa costumbre, cuáles son sus argumentos, y cuál es la validez de esos argumentos.

Poco a poco estudiaremos en este blog la historia, beneficios, daños, riesgos, consideraciones e interpretaciones de la circuncisión, a veces traduciendo noticias y a veces escribiendo ensayos sobre temas puntuales.

Por ahora sólo déjenme decirles que las cosas no son tan sencillas como parecen. Esa frase de que los beneficios superan los riesgos es una frase de cajón que vamos a analizar muy detalladamente. No se aceleren, no hay afán de poner a nuestros hijos bajo el bisturí y acompáñenme en este viaje de descubrimiento, que está lleno de sorpresas, algunas muy desagradables.