lunes, 12 de agosto de 2013

¿Debe realizarse la circuncisión en la infancia?

De: Arch. Esp. Urol., 55, 7 (807-811), 2002
¿Debe realizarse circuncisión en la infancia? (http://www.doctorsopposingcircumcision.org/pdf/Morales_2002.pdf)

JULIO CÉSAR MORALES CONCEPCIÓN, EMILIO CORDIÉS JACKSON, MARLEN GUERRA RODRÍGUEZ, BARBARITA MORA CASACÓ, AYMÉE MORALES ARANEGUI Y PEDRO GONZÁLEZ FERNÁNDEZ

Hospital Pediátrico de Centro Habana, Hospital Pediátrico del Cerro y Hospital Pediátrico William Soler
Ciudad de La Habana. Cuba

La mayoría de los recién nacidos tienen una fimosis
fisiológica o imposibilidad de retraer completamente
el prepucio. Durante los primeros 3-4 años de la vida
diversos factores como el crecimiento del cuerpo del
pene, la acumulación de bridas epiteliales, las
erecciones intermitentes del pene y la masturbación en
edad puberal, eventualmente propician la separación
del prepucio y el glande (1).

.....

Recientes trabajos señalan que cambios de conduc-
tas en los niños circuncidados pueden ser observados
seis meses después de la circuncisión. También se
señala que el dolor severo de la circuncisión y los
cambios observados en la interacción materno-infan-
til, después de la circuncisión aumenta la posibilidad
de daños psicológicos en la madre y en el niño (6).

Taddio y cols. refiere que los niños circuncidados,
al ser vacunados lloran más intensamente y durante
más tiempo que los niños que no han sido operados.

Maquire requiere que los transtornos psicológicos
derivados de la circuncisión pueden detener el desa-
rrollo neuropsicológico del niño, pudiendo acarrear
alteraciones del desarrollo y la función cerebral, pro-
piciando alteraciones de la conducta (8). Freud, el
famoso psicoanalista, dijo que la circuncisión era un
sustituto de la castración (9)

Además de todos los riesgos psicológicos que se
han descrito, se argumenta también por otros autores
diversos riesgos anatómicos provocados por las cir-
cuncisiones. Así se señala que la operación amputa
casi todos los neuroreceptores de la sensibilidad (10),
endurece la capa epitelial del glande expuesto y reduce
la movilidad peneana durante el coito, dando lugar a
diferentes conductas de preferencia sexual (11). Igual-
mente, se señala que puede ocurrir ligadura de la
arteria del frenillo prepucial durante la intervención
quirúrgica con posterior isquemia y estenosis del
meato (5 a 10% de casos) (11, 12). Igualmente se ha
señalado la amputación de parte o de todo el glande
durante el acto quirúrgico (13).

Además de la protección del glande ya señalada
(10) al prepucio se le atribuye otras funciones. Se
considera que contribuye al placer sexual, a la lubrica-
ción sexual de la pareja femenina y a la dinámica del
movimiento durante los juegos sexuales, la masturba-
ción y el coito (14). Se le considera una estructura
andrógeno dependiente de un complejo sistema de
enzimas intradérmicas (3).

La pérdida psíquica y sexual, resultante de la cir-
cuncisión, es con el ánimo de ganar reconocimientos
y paradójicamente, algunos hombres tienen fuertes
sentimientos de insatisfacción acerca de la circunci-
sión (10).

................

CONCLUSIONES

Mientras la cirugía debe considerarse imprescindi-
ble en los adultos con fimosis patológica, en los niños
debe ser solamente en presencia de disuria asociada a
fimosis real, balanopostitis recidivante o que se haya
producido una parafimosis, siendo muy pocos los
niños que necesitan circuncisión por la única razón de
existir poca retractilidad prepucial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada